martes, 30 de noviembre de 2010

Unidad 4. Modelos y programas e instrumentos de evaluación en el ámbito educativo en México

Análisis de la carrera magisterial

De acuerdo con el documento oficial en relación con los lineamientos de la carrera magisterial este sistema tiene la finalidad de determinar los requisitos y perfiles que debe cubrir el docente de Educación Básica para incorporarse o promoverse en el Programa. Para la evaluación se consideran seis factores para cada vertiente.

Dentro de la Carrera Magisterial existen tres vertientes de participación:

1. Docentes frente a grupo

2. Personal en funciones directivas y de supervisión

3. Profesores en actividades técnico-pedagógicas

1. Docentes responsables de los procesos de enseñanza-aprendizaje que interactúan directamente con los alumnos, tienen a su cargo el desarrollo de planes y programas de estudio.

2. Tiene a su cargo la conducción y dirección del servicio educativo y está incluido en las estructuras escalafonarias autorizadas.

3. Docentes o personal directivo y de supervisión comisionados oficialmente en actividades curriculares, que inciden en actividades de enseñanza-aprendizaje y laboran en los diversos niveles.

Desde que la Carrera Magisterial se planteo como un mecanismo que colaboraría con el impulso a la profesionalización y actualización de los docentes de educación básica se hizo bajo una premisa, la premiación salarial de los logros individuales de los docentes, con la intención de que se logrará fortalecer la función social del docente. Con este argumento se pretendía que este proceso coadyuvaría a elevar la calidad de la educación básica del país, cuyo objetivo es compartido por el Sindicato Nacional de Trabajadores (SNTE).

A continuación se presentarán algunos puntos desde los que puede partirse para hacer un análisis a la Carrera Magisterial, sus alcances y limitaciones.

Lactualización y profesionalización de los docentes de educación básica mediante este mecanismo de Carrera Magisterial no han implicado necesariamente que logren incidir de manera directa y sustancial en los procesos de enseñanza-aprendizaje de sus alumnos. No dudamos que muchos docentes hagan un uso adecuado y claro de sus nuevos conocimientos y los trasladen al aula, sin embargo, se pensó que esta situación de incidir directamente en el aprovechamiento de sus alumnos sería una consecuencia, pero no ha demostrado ser una situación general para todos los docentes y menos en la diversidad de contextos en los que trabajan.

Otro aspecto que ha colaborado a que los objetivos que se plantearon en la creación del programa de Carrera Magisterial no se hayan cumplido del todo ha sido la insuficiencia presupuestal, si bien la asignación de recursos al programa cada año está sujeta a los alcances entre la negociación del presupuesto designado a la educación básica, que efectúan la dirigencia nacional del SNTE, el presidente de la República, la SEP y la Secretaria de Hacienda. A esto se agrega que dichos mecanismos carecen de procedimientos claros y transparentes.

Dentro de este mismo punto podemos encontrar que la asignación de recursos no esta dado bajo un carácter donde se tomen en cuenta las necesidades urgentes de cada estado, por lo que no se conoce como ya se menciono, que criterios se siguen para la asignación de recursos, pero un agravante más es el hecho de que el SNTE es quien ha determinado en varias entidades el derecho o no de ingreso al programa, acción que va en contra de lo que se había estipulado oficialmente. De tal manera que los maestros siguen estando sujetos a las negociaciones entre la SEP y el SNTE.

Dentro de la Carrera Magisterial, podemos encontrar desaciertos que ésta ha llegado a tener desde sus inicios hasta las fecha, dentro de estos aspectos podemos encontrar la falta de calidad que este programa no ah tenido en cuanto a los docentes, así como la incongruencia que hay entre la asignación de recursos y la incongruencia que pueden existir en los órganos evaluadores de la CM.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada